Las nuevas tecnologías aplicadas a la acción humanitaria.

Las tecnologías relacionadas con la información y las comunicaciones han tenido un espectacular cambio a lo largo de los últimos años. Su vertiginoso desarrollo y la facilidad de acceso a ellas han modificado la manera en que nos relacionamos. Este proceso de transformación afecta a toda la sociedad y también a la acción humanitaria y a sus agentes. La tecnología permite que los miembros de las comunidades afectadas por catástrofes se conviertan rápidamente en los primeros agentes de intervención, enviando mensajes y solicitudes, facilitando información crítica sobre los efectos y transmitiendo necesidades de asistencia o apoyando evaluaciones rápidas de daños. Aunque esto se hace más evidente en ciudades y ambientes altamente tecnológicos, también se puede aplicar a las zonas rurales de todo el mundo, cada vez más conectadas y con un acceso sin precedentes a los recursos de la información.

Un ejemplo de la efectividad de los nuevos sistemas de comunicación en la acción humanitaria lo podemos encontrar actualmente en las acciones preventivas desarrolladas en Sierra Leona. En este país limítrofe con Guinea, donde recientemente se ha detectado un virulento brote del virus del Ébola, la Cruz Roja, en colaboración con el Ministerio de Salud y Airtel, están utilizando un sistema innovador llamado Trilogy Emergency Relief Application(TERA en sus siglas en inglés) para prevenir la propagación del virus. Mediante esta acción proactiva, la Cruz Roja está utilizando la mensajería SMS para crear conciencia sobre la prevención del Ébola en los cuatro distritos que comparten fronteras con Guinea. “En un corto espacio de tiempo, hemos llegado a un gran número de personas, proporcionándoles información vital acerca del virus”, dice Abu Bakarr Tarawellie, subsecretario general de Comunicación y Movilización de Recursos de la Sociedad de la Cruz Roja de Sierra Leona.

En la actualidad, existen ocho mil millones de usuarios de telefonía móvil y más de dos mil millones de suscripciones a servicios móviles de banda ancha. Entre 2008 y 2013 se duplicaron los accesos a la telefonía móvil en los países en desarrollo. En los últimos años, la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja ha colaborado con diversos asociados para aplicar un enfoque innovador en la configuración de las encuestas de salud y mejorar la diligencia de todo el ciclo de recopilación de datos. Este enfoque se ha denominado Encuesta Rápida a través de Telefonía Móvil (RAMP, por sus siglas en inglés). Su finalidad es aportar una metodología y un protocolo operativos para encuestas que permita a las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, a los gobiernos, las organizaciones no gubernamentales y otros asociados hacer encuestas de salud a un costo reducido, de manera oportuna y con poca necesidad de asistencia técnica externa.

El Movimiento Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja lleva años analizando las posibilidades que dan estas nuevas herramientas para ser más eficaces en su labor. Las tecnologías aportan nuevas fuentes de información, de mejora de los sistemas de alerta temprana, plataformas de formación, difusión de conocimientos y recaudación de fondos.

A medida que los trabajadores humanitarios utilizan cada vez con más frecuencia estas nuevas tecnologías, también se hacen evidente los riesgos, limitaciones y fracasos, y las dificultades derivadas de la desigualdad en el acceso a las mismas. Los más vulnerables – pobres, personas sin instrucción, mujeres- que, a su vez, son los más afectados por los desastres son los que más limitado tienen su acceso. Los altos costes de las infraestructuras necesarias para implantar ancho de banda, las restricciones a determinado tipo de información, tales como imágenes de satélites, se convierten en restricciones estructurales difíciles de salvar. Para superar estas limitaciones se requiere mejores asociaciones entre el sector público y privado a fin de que los operadores de redes de telefonía móvil y los proveedores de internet garanticen unos servicios mínimos a la población.

En palabras de Bekele Geleta, Secretario General de la Federación Internacional de Sociedades Nacionales de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, “Lo que importa no es la tecnología, sino la forma en que la usamos. Las comunidades afectadas ya están adoptando rápidamente las redes sociales y otras tecnologías. Es poco probable que esta tendencia cambie, y los trabajadores humanitarios deben adoptarla, e incluso apoyarla, al reconocer el acceso a la comunicación y la información como una necesidad básica y prioritaria, junto con la búsqueda y rescate de personas, la protección, la salud, la alimentación, el agua o el alojamiento. “

Más información en:

http://www.ifrc.org/PageFiles/134658/1254702-WDR-resume-2013_SP_LR.pdf

http://www.ifrc.org/es/noticias/noticias/africa/guinea/taking-preventive-action-to-stop-the-ebola-outbreak-in-west-africa-65674/#sthash.pxmvqj5u.dpuf

Traductor »