La crisis humanitaria en la República Centroafricana se extiende al vecino Chad.

Desde diciembre 2013, la violencia en la República Centroafricana (RCA) ha alcanzado niveles sin precedentes. De forma indiscriminada se ataca a hombres y mujeres de todas las edades, e incluso niños de corta edad. Huyendo de la inseguridad, más de 90.000 personas se refugian en el vecino Chad extendiendo la crisis humanitaria por la región. El presidente del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), Peter Maurer, visitó recientemente el país y se reunió con el presidente de la república y representantes de la sociedad civil para tratar de garantizar el respeto del Derecho Internacional Humanitario y la adopción de medidas que mejoren la seguridad y la asistencia a la población afectada.

«Los reiterados abusos contra la población, los pillajes, los asesinatos y los actos de violencia sexual agravan cada día más el sufrimiento de la población en un contexto de pobreza generalizada y de estructuras estatales debilitadas tras años de inestabilidad y de repetidas crisis», dijo Peter Maurer, tras su visita de tres días . «La dependencia de la ayuda humanitaria, que ya era considerable, seguirá aumentando si no se intensifican los esfuerzos para restablecer la seguridad», advirtió.

La situación de violencia extrema en algunos barrios de la capital y en el oeste del país ha ocasionado miles de muertos y heridos y ha obligado a un gran número de personas a abandonar sus residencias para refugiarse en otros lugares del país o en el extranjero. Casi todos estos desplazados continúan viviendo en la indigencia absoluta y dependen de la ayuda humanitaria. En Mpoko, el campamento de desplazados más grande, ubicado cerca del aeropuerto de Bangui, el CICR proporciona agua, y otras organizaciones humanitarias, alimentos y asistencia médica.

En busca de un lugar donde no corran peligro sus vidas, más 90.000 personas de la RCA se  han refugiado en Chad. En la población de N’Djamena, el CICR conjuntamente con la Cruz Roja del Chad, distribuyeron material de emergencia a 3.000 personas (cacerolas, mantas, colchonetas y bidones) y están previstas otras distribuciones en el sur de país. La difícil situación de las personas desplazadas probablemente empeore, especialmente para los que no tienen familiares o amigos en el Chad. Aunque de origen chadiano, muchos de ellos nunca han vivido en el país. Un gran número de personas especialmente vulnerables, en su mayoría mujeres, ancianos y niños, se encuentran en campamentos de tránsito, la mayor parte de ellos se han asentado en el sur del país en Moundou, Sahr, Sido y Gore.

Desde el inicio de la crisis, el CICR ha desplegado un operativo de emergencia de más de 400 personas que proporcionan servicios de asistencia de salud, equipos quirúrgicos, distribución de agua y construcción de instalación de saneamiento, distribución de alimentos y artículos de primera necesidad, restablecimiento de contacto familiar y otras muchas tareas.

Más información en:

http://www.icrc.org/spa/resources/documents/news-release/2014/03-28-central-african-republic-president-maurer-visit.htm

http://www.icrc.org/eng/resources/documents/photo-gallery/2014/03-26-chad-central-african-republic-displaced.htm

Traductor »