El 11 de diciembre de 2008 la Asamblea General de las Naciones Unidas decidió: «…designar el 19 de agosto Día Mundial de la Asistencia Humanitaria para contribuir a que el público cobre mayor conciencia de las actividades de asistencia humanitaria en todo el mundo y de la importancia que reviste la cooperación internacional en este sentido, así como para rendir homenaje a todo el personal de asistencia humanitaria, incluido el personal de las Naciones Unidas y el personal asociado, que ha trabajado en la promoción de la causa humanitaria y a quienes han perecido en el ejercicio de sus funciones, e invita a todos los Estados Miembros y las entidades del sistema de las Naciones Unidas, dentro de los límites de los recursos existentes, así como a otras organizaciones internacionales y no gubernamentales, a que lo celebren debidamente todos los años». El Día Mundial de la Asistencia Humanitaria está, en parte, dedicado a la memoria de los trabajadores de asistencia humanitaria que han perdido la vida en el ejercicio de sus funciones, la mayoría de ellos provenientes de las comunidades a las que están tratando de ayudar. El personal sanitario en países en conflicto sufrió, al menos, 1.809 incidentes violentos en 23 países en conflicto durante los años 2012 y 2013, según el informe ‘Health care in danger’, realizado por Cruz Roja. La Organización Mundial de la Salud (OMS) se refirió a este informe con motivo de la celebración del Día Internacional de la Ayuda Humanitaria. La OMS pide mayor protección para los sanitarios que atienden a enfermos en países en conflicto. Según el informe “Health care in danger”, seis países registraron más de cien incidentes contra personal sanitario, mientras que en otros siete se produjeron menos de 30. Esta diferencia, según los autores del estudio, depende de las distintas dinámicas de violencia entre los países estudiados, pero también de la dificultad que en alguno de ellos se tiene para obtener una información fiable. Los datos que recoge el informe se han obtenido de las propias víctimas de los ataques, de Cruz Roja, medios de comunicación nacionales e internacionales, ONG y autoridades sanitarias locales. Los autores de estos ataques son los cuerpos y fuerzas de seguridad, milicias y miembros de la seguridad privada (30%), más de un actor implicado sin vinculación con los grupos armados (17%) y fuerzas policiales o militares internacionales (41%), así como agentes no identificados (13%). Por otra parte, de los 1.809 incidentes registrados, 708 (más de un 40%) fueron ataques contra instalaciones sanitarias perpetrados por cuerpos y fuerzas de seguridad, milicias y miembros de la seguridad privada (35%) y por más de un actor implicado sin vinculación con los grupos armados (32%). Cruz Roja anuncia que en 2015 presentará un nuevo informe donde se ofrecerán datos relacionados con los ataques que el personal sanitario recibe en países en conflicto, en el que se incluirán, entre otros datos, las agresiones contra personal e instalaciones médicas que han tenido lugar en la Franja de Gaza durante los enfrentamientos entre Hamás y el Ejército de Israel.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »