Así es un alojamiento progresivo.

Durante estos días un grupo de nuestros voluntarios ha estado trabajando en la instalación de un alojamiento progresivo que podrá ser visitado dentro de nuestro programa de sensibilización.

Los alojamientos progresivos son módulos de 18 metros cuadrados diseñados con capacidad de ampliación y evolución hacia alojamientos más amplios. Los módulos se construyen con una estructura cimentada muy resistente, inicialmente recubiertas con lonas de plástico que luego se cubrirán con un cerramiento definitivo de cemento, barro o caña.

La construcción se realiza en cuadrillas de doce personas, construyendo una casa con el cerramiento definitivo en aproximadamente una semana. Las familias beneficiarias colaboran en la construcción de su nueva vivienda y se les entrega un kit con lonas y madera para ir mejorando la calidad de su vivienda.

Actualmente, el CLAH dispone en sus almacenes de 150 de estos alojamientos progresivos.

Traductor »