República Centroafricana: la persistencia de la violencia suscita gran preocupación.

La población de Bangui y del oeste del país está aterrorizada por los actos de violencia generalizada cometidos por personas armadas y por civiles”, declara Georgios Georgantas, jefe de la delegación del CICR en la República Centroafricana. “Nuestro personal que trabaja en el terreno está conmocionado por el grado de violencia y de ensañamiento contra las personas”

La violencia que se inició en la capital de la República de Centroáfrica, Bangui, se ha extendido a  otros lugares del país, especialmente a las zonas del noroeste. Actualmente, más de 100.000 personas siguen refugiadas en el recinto aeroportuario de la ciudad viviendo en alojamientos improvisados en condiciones higiénicas muy precarias.. La continua presencia de hombres armados y los actos de violencia tanto de estos como de civiles, obliga a cada vez más personas a huir de sus barrios de residencia reagrupándose en diferentes lugares hasta que las condiciones de seguridad sean lo suficientemente buenas para volver a sus hogares. El Jefe de la delegación del CICR en la República Centroafricana, Georgios Georgantas, transmitió su preocupación por la suerte de la población haciendo un llamamiento a todas las personas que portan armas para que respeten la vida y la dignidad de las personas.Con el fin de reducir el sufrimiento de la población, y en condiciones cada vez más difíciles, el CICR y la Cruz Roja Centroafricana redoblan sus esfuerzos para asistir a los más vulnerables. El CICR ha fletado un avión con 26 toneladas de material médico siendo la atención de los heridos su máxima prioridad Aunque el número de heridos disminuye en Bangui las necesidades aumentan en el interior del país. La Cruz Roja Centrafricana ha podido inhumar más de 60 cadáveres y evacuar a más 29 heridos. Para los miles de desplazados su necesidad más acuciante es encontrar un refugio y subvenir a las necesidades básicas, huyen de la violencia de forma precipitada dejando todas sus pertenencias tras de sí. Con el fin de disminuir su sufrimiento, el CICR y la Cruz Roja Centroafricana han proveído de agua y alimento a la población en distintos puntos del país y refuerzan los servicios de asistencia médica.

Mas información en

http://www.icrc.org/spa/resources/documents/news-release/2014/01-31-central-african-republic-bangui-appeal-end-violence.htm

Traductor »