¿Qué se entiende por medios de vida?

Tras un desastre o conflicto la población superviviente se tiene que enfrentar no sólo a la pérdida de miembros de su comunidad sino, también, al destrozo de sus hogares y de su forma de sustento.  De pronto, encuentran que sus pertenencias han desaparecido y la forma en la que se ganaban la vida está si no destruida, fuertemente dañada. La imposibilidad para cubrir sus necesidades básicas por sus propios medios los convierten de la noche a la mañana en una sociedad altamente vulnerable.

Las acciones de ayuda iniciales tratan de paliar las necesidades inmediatas para garantizar la supervivencia de las comunidades afectadas proporcionando alimentos, saneamiento, agua, alojamientos dignos, asistencia de salud y otras. Las iniciativas relacionadas con los medios de vida de la población se incorporaban en programas de desarrollo a largo plazo. No obstante, tras las experiencias de grandes desastres como el terremoto en Pakistán (2005), el tsunami de Asia (2008) o el terremoto de Haití (2010), se ha reconocido la necesidad de realizar proyectos que favorezcan el desarrollo de los medios de vida en fases tempranas de la intervención tras el desastre.

Pero, ¿qué se entiende por medios de vida?

Los medios de vida comprenden las capacidades, los bienes y las actividades que se requieren para poder generar un ingreso y tener una forma de sustento en la vida. Los medios de vida sostenibles se refieren a la capacidad de las personas para generar y mantener una forma de sustento y mejorar tanto su bienestar como el de las generaciones siguientes. Se considera que las familias o los hogares tienen medios de vida sostenibles cuando son capaces de hacer frente a las situaciones adversas y crisis económicas y superarlas, preservando sus recursos y capacidades sin que ello vaya en detrimento del entorno natural.

Fuente: Edición 2004, El Proyecto Esfera, Normas mínimas en materia de seguridad alimentaria

Partiendo de esta definición, se debe tener en cuenta que no todas las personas tiene los mismos medios de vida originalmente. Bajo este enfoque, no se puede analizar a una comunidad en su conjunto, no se pueden realizar las mismas acciones con personas dedicadas a la ganadería, a la agricultura o la producción fabril. Cada grupo requiere distintas habilidades y medios para desempeñar su profesión u oficio: lo que puede ser esencial para el sustento de unos no lo será para otros.

Por tanto, “un medio de vida es una combinación de los recursos que emplea y las actividades que realiza una persona para vivir. Los recursos pueden consistir tanto en destrezas y habilidades individuales (capital humano), tierras, ahorros, equipos (capital natural, financiero, y material, respectivamente) como en grupos de apoyo formales e informales que prestan asistencia en las actividades que se haya emprendido (capital social)”.

Fuente: DFID sustainable livelihoods guidance sheets (2001)

Una vez que se comprenden los medios de vida de las personas, se cuenta con un excelente punto de partida para determinar la manera mediante la cual las familias y las comunidades pueden optimizar sus capacidades y manejar su vulnerabilidad tanto en tiempos ordinarios como en caso de desastres o conflictos.

Traductor »