Delegados canarios ERU se reúnen en Tenerife.

21 delegados canarios especializados en diversas materias de respuesta internacional en emergencias se dan cita este fin de semana en la sede provincial de Cruz Roja, en unas jornadas de formación y reciclaje. 

Desde el viernes 23 hasta el domingo 25 de enero se realiza un curso de reciclaje dirigido a los miembros de las ERU  (Emergency Response Unit, en español: Unidades de Respuesta a Emergencias) de Cruz Roja en Canarias, que será inaugurado por el presidente provincial de Cruz Roja , Carlos Piñero, y Cristina Castillo, representante de la Unidad de Emergencia del Departamento de Cooperación Internacional de Cruz Roja Española.

Estas jornadas formativas se desarrollarán en la sede provincial de Cruz Roja en Santa Cruz de Tenerife, y tendrán una participación de 21 delegados pertenecientes a las diferentes especialidades de las ERU, con el fin de aunar criterios de trabajo, evaluar las últimas intervenciones y planificar y replantear el trabajo de cara a futuras acciones.

Entre las actividades programadas dentro de este curso está prevista la visita al Instituto Universitario de Enfermedades Tropicales y Salud Pública de Canarias, y la evaluación y puesta en común de las experiencias de algunos delegados que han participado en los últimos operativos de respuesta internacional en emergencias. Las situaciones de emergencia que se están produciendo hacen necesario que se replantee la Ayuda Internacional Humanitaria. Multitud de catástrofes afectan de forma considerable a millones de personas cada año. En las más recientes ediciones del Informe Mundial sobre Desastres publicado por la Federación Internacional de la Cruz Roja y Media luna Roja (IFRC) se destaca que en los últimos 25 años las guerras y las sequías (sobre todo en África y Asia) han producido cientos de miles de víctimas mortales y un número mayor de desplazados internos y refugiados, produciendo, así mismo, inestabilidad en los países vecinos al afectado por la catástrofe. Ante esta situación, se hace necesaria una intervención rápida, proporcionada y eficaz para minimizar al máximo los efectos producidos por las catástrofes sobre la población afectada y en concreto la más vulnerable (mujeres, niños, ancianos, enfermos y discapacitados), que es la que más sufre sus consecuencias.

En apoyo a esta demanda, Cruz Roja Española ha desarrollado desde 1994 un sistema modular de intervención rápida en caso de desastre, dentro de un proyecto coordinado por la IFRC, en el que participan 175 países, creándose así las ERU de Telecomunicaciones, Cuidados Básicos de Salud, Agua y Saneamiento, Saneamiento Masivo, Logística y Distribuciones. Estas unidades se despliegan en la zona afectada en un plazo máximo de 72 horas, y están preparadas para actuar de forma eficaz y autónoma, coordinada a nivel internacional, para adecuarse a las distintas realidades de las emergencias humanitarias producidas por los desastres.

Actualmente, Cruz Roja en Canarias cuenta con 45 delegados especializados en alguna de estas ERU. Son muchos los canarios que han participado en misiones internacionales, con el fin de apoyar a los colectivos más vulnerables fuera de nuestras fronteras. Por mencionar los últimos delegados desplazados, el pasado mes de agosto, Enrique Suárez, actual responsable de logística del Centro de Cooperación con África y del Centro Logístico de Ayuda Humanitaria de Canarias, y Kevin García, voluntario del Área de Socorros y Emergencias de Cruz Roja, partieron hacia Sierra Leona en apoyo a la operación de respuesta de Cruz Roja para combatir el virus del Ébola en África Occidental. Este mes de enero, regresaba Miguel Ángel Sánchez, actual voluntario también en esta Área, tras cerca de un mes de trabajo en Paraguay con el operativo de ayuda de Cruz Roja Española con motivo de las inundaciones acontecidas afectando a más de 200.000 personas; y Francisco Naranjo, que ha estado un mes en Sierra Leona participando en la construcción del segundo centro de tratamiento de ébola de Cruz Roja Española en la zona. El pasado mes de abril, el tinerfeño Carlos Martín fue desplazado hacia Haití, en apoyo a la ERU de agua y saneamiento que la Institución dispone en el país desde el terremoto acontecido en el año 2010. Tres delegados canarios participaron en la Unidad de Emergencias de Agua y Saneamiento que Cruz Roja Española dispuso en Filipinas, para atender a la población afectada por el tifón Yolanda, acontecido a finales del 2013. Ellos son Emmanuel Marrero, José Francisco Alló y Luis Carrasco.

 

Traductor »